viernes, 13 de enero de 2017

BIZCOCHO DE NARANJA, CANELA Y SEMILLAS DE AMAPOLA

En este experimento anual, este camino que he emprendido de descubrir el mundo a través de los sentidos siguiendo el ritmo natural de las estaciones y viviendo los regalos que cada mes me ofrece, debía (según Sarah B.) zambullirme de pleno en el universo de los cítricos que están en todo su esplendor en el mes de enero.


Así pues esta mañana he madrugado para dejar la faena de casa lista bien temprano, y me he encerrado en la cocina armada de una forma que incluso Sigourney Weaver en Alien 3 me tendría envidia. Mi objetivo: las naranjas.

Como ya lo tenía planeado, ayer me acerqué a una de las fruterías del pueblo donde venden lo que cosechan en su huerto, y me abastecí de naranjas y clementinas, con intención de preparar un bizcocho de naranja y tratar de inventarme una salsa de naranja para acompañar mis platos. 

Si dijera que esta salsa aún debo mejorarla es quedarme corta, y sería demasiado benevolente, aunque podría tener validez como veneno o repelente.

Sin embargo, el bizcocho, del que también me he inventado la receta, ha quedado espectacular y como es la primera vez que me invento una receta de repostería, quería compartirlo con vosotros.



INGREDIENTES

250 GRS DE AZÚCAR MORENO
250 GRS. DE HARINA
150 GRS. DE MANTEQUILLA SIN SAL (REBLANDECIDA)
ZUMO DE UNA NARANJA
RALLADURA DE 3 NARANJAS (LAVADAS, Y SIN LA PARTE BLANCA DE LA NARANJA)
1 RAMA DE CANELA
1 SOBRE DE LEVADURA
3 HUEVOS
2 CUCHARADAS DE SEMILLAS DE AMAPOLA
2 CUCHARADITAS DE CANELA
AZÚCAR GLAS PARA ESPOLVOREAR

PREPARACIÓN

Lo primero es poner a calentar el zumo de naranja a fuego medio con la rama de canela, cuando entre en ebullición retirar del fuego y dejar reposar todo junto hasta que se enfríe.Añadirle las 2 cucharaditas de canela. Dejar aparte

Mientras puedes poner a precalentar el horno a 185 ºC

Por otro lado, en un bol, mezcar bien la mantequilla con el azúcar, una vez tengas una masa homogénea ir añadiendo los huevos de uno en uno, combinando todo bien.

Pondremos ahora las semillas de amapola hasta que queden uniformemente repartidas por la masa, pondremos después la ralladura de naranja.

Quitamos la ramita de canela del zumo de naranja que tenemos reservado, y añadimos el zumo a la masa.

Ahora es el momento de añadir la levadura y la harina poco a poco, es cuestión de poner harina y remover, harina y remover, harina y remover.

Y ya podemos poner nuestra masa en un bol que habremos engrasado previamente en el horno, aproximadamente unos 40 minutos. Pasado ese tiempo pinchamos con un palillo, si sale limpio, el bizcocho está listo, si sale húmedo, déjalo un poco más en el horno.

Cuando lo saques y se haya enfriado un poco puedes espolvorearlo con azúcar glas.

Buon appetit!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada