lunes, 10 de octubre de 2016

Conectando con las Hadas 1

Mucho antes de que el tiempo fuera tiempo, la Tierra se creó del polvo de las estrellas.

 Ella vivía y respiraba, y tenía un corazón que latía, lo mismo que sus otros hermanos y hermanas: los planetas.

 Las estrellas, sus parientes más ancianos, miraban a la Tierra con amor desde las alturas. El corazón de la Tierra latía feliz. Cada uno de sus latidos contenía un espíritu, y cada espíritu bailaba entre el centro de la Tierra y el Reino de las Estrellas.

  Forest-Night-Wallpaper-Autumn-Tree-Image-High-Quality-HD-PictureLas estrellas también tenían corazones que latían, y sus latidos también eran espíritus que bailaban junto con los espíritus de la Tierra.
 Estos seres, nacidos de los latidos de la Tierra y de las Estrellas son las hadas, Los Faery.

 La Tierra comenzó a crecer, dibujó un cielo a su alrededor, como una capa, y entre la piel de la Tierra y la capa empezaron a crecer las plantas y se asentaron los océanos. de sus profundidades surgieron los animales, que se desarrollaron y cambiaron, reptiles, aves, mamíferos y al fin, los humanos.

 Los fae estaban fascinados con esos seres nacidos de la Tierra, nos guiaron, jugamos y bailamos todos juntos en los albores del tiempo.


  tumblr_n2c2fbXPFS1rdfgw4o1_500

 Lamentablemente con los años, los humanos encontramos un gran gozo en esa carrera sin tregua hacia el poder, una carrera por ser más y más grandes, y así comenzamos a ignorar el corazón de la Tierra.
 Y dejamos de escuchar la canción de las estrellas.
Para nosotros sus corazones dejaron de latir, la tierra y las estrellas ya no estaban vivas para nosotros. Nos perdimos en nuestras ansias de grandeza, quisimos dominar y controlar, ya no veíamos las pequeñas y delicadas maravillas que la Tierra nos regalaba. torr4

Olvidamos el poder que hay en la vulnerabilidad. Y nos hicimos una quebradiza coraza de  superioridad.... Y dejamos de lado a aquellos humanos que abren sus ojos a la posibilidad de la posibilidad..
 Y los espíritus del corazón de la Tierra y de las Estrellas se entristecieron, y todos ellos se replegaron a su interior, y tan solo se dejaron ver, vagando en huestes mágicas, los días de antiguas fiestas o días de lamentos... para recordarnos que somos familia.
 Olvidamos como verlos Olvidamos como escucharlos. Los mundos se separaron, mundo de materia para nosotros, mundo de la conexión para los faery.
 Sin embargo hay esperanza, pues por cada uno de esos días en que se dejaron ver vagando hubo alguien que contó la historia.
 Historias que se cuentan junto al fuego en ese momento mágico de la duermevela. Y aquellos que las escuchan y tienen un corazón Faery, aunque esté dormido, tendrán otra vez ojos para VER y oídos para ESCUCHAR.


  tumblr_nab1tznOli1rgddieo1_500

 Y esas personas construirán un puente entre los dos mundos. Y si tu corazón despierta al mundo de las hadas... ¿considerarías la posibilidad de combinar la grandeza de la Tierra con la maravilla del espíritu? Te abrirías a la posibilidad de ver la verdad del mundo?

1 comentario:

  1. Aquí me quedo, pues la magia se respira en cada rincón y en cada palabra.
    ¡Que viva la magia!

    ResponderEliminar